Te contamos las diferencias entre la versión arcade y la de consolas

Valencia. En 1987 SEGA lanzaba uno de los mejores arcades de la década de los años 80. Era una clara mejora del juego original para máquinas arcades, Hang On. En aquella época los bolsillos de miles de chavales se vaciaban intentando superar cada uno de los cuatro circuitos disponibles.

Más tarde, a raíz del gran éxito registrado en los salones recreativos, fueron lanzadas distintas versiones para las videoconsolas del momento. En concreto, SEGA dio licencia para que salieran al mercado copias para su propia Mega Drive, Commodore Amiga, Atari ST, Macintosh, ZX Spectrum y Amstrad CPC. En los últimos años hemos vivido el auge de nostalgia por lo retro y esto ha llevado a que nacieran versiones para las consolas virtuales de PlayStation, Xbox, Wii y Nintendo 3DS.

Super Hang On cuenta con dos versiones, una más corta para las recreativas y otra mucho más extensa para los sistemas de entretenimiento domésticos.

FUENTE: etroporuntubo.com

¿Cuáles eran las diferencias entre ambas versiones?

 Super Hang On Arcade

  • El número de circuitos son cuatro, uno por cada continente.
  • Los sectores de cada circuito son más cortos que en las versiones de consolas. De los cuatro, el más corto es de África. El circuito de mayor extensión es el de Asia.
  • Los jugadores pueden alcanzar una velocidad máxima de 280 Km/h, aunque al apretar el botón ‘Turbo Boost’, la velocidad aumenta hasta los 324 Km/h.
  • A la hora de arrancar la partida, el jugador cuenta con la opción de escoger la banda sonora que le acompañará en su partida. Cuatro son las sintonías a elegir.

Super Hang On Original Mode

  • A diferencia de la versión arcade, la optimizada para consolas cuenta con nueve en vez de cuatro pruebas.
  • Mientras que en las recreativas del Super Hang On había límite de tiempo, en la versión doméstica no hay que preocuparse por este hecho.
  • Las motos son básicas, no cuentan con el modo ‘Turbo Boost’, y a medida que el jugador avanza en el juego consigue mejorar hasta obtener una moto con el modo turbo incorporado.
  • Las motos son modulares y las piezas y componentes son intercambiables.
  • El objetivo es ir superando a los siete rivales con los que hay que medirse. En el caso de ganar a los rivales, subes en popularidad y viceversa, si te ganan quedas degradado.
  • Como antiguamente no era posible guardar las partidas, Era necesario meter un código para cargar la partida desde el último punto jugado en la ocasión anterior.

Supér Hang On contó con distintos ‘crossovers’ en juegos desarrollados bajo el sello de SEGA. Por ejemplo, en el juego ‘Power Drift’, la moto de Super Hang On aparece oculta. Para desbloquearla es necesario ser líder en los primeros cinco sectores de los circuitos A,C y E. En Sonic Raiders también aparece y en el juego Ayrton Senna Super Monaco GP II, existe una manera que permite correr con dicha moto sin alterar el sistema de juego.

Según la región y plataforma en la que el juego había sido distribuido, el final guardaba una escena peculiar. En la versión europea, tras concluir el juego, el piloto se quitaba el caso y se desvelaba que en verdad era un viejo con barba y fumando pipa. En cambio, en el juego de Mega Drive el piloto resultaba ser una mujer.

En definitiva estamos ante un videojuego arcade cargado de horas de diversión y que para la época contaba con una fluidez y calidad gráfica destacable. Si no lo has jugado en las versiones originales de los años 80 y 90, te recomendamos que lo descargues de las consolas virtuales de la actual generación.

0 Comments

Submit a Comment


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies lea nuestro avíso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies

NO TE LO PIERDAS

Se de los primeros en enterarte de todo

Que no te lo cuenten

Suscribete